productos naturales

Alimentarse de forma saludable con productos naturales no es difícil

Un estilo de vida saludable es la base para asegurar una mejor salud y calidad de vida. Unos buenos hábitos, tanto en alimentación como en la práctica de ejercicio físico y procurando un buen descanso, nos pueden ayudar a tener más energía, sentirnos más vitales y con una actitud más positiva. Uno de los mayores puntos fuertes de un estilo de vida saludable es una alimentación variada y rica en productos naturales.

Alimentación, deporte y descanso. Las tres patas de un estilo de vida saludable

Cuidarse implica comer de forma adecuada, variada y saludable pero también practicar un mínimo de 30 minutos de ejercicio físico al día. Caminar, subir escaleras, ir en bicicleta o bailar deberían formar parte de nuestra rutina diaria, junto con actividades un poco más intensas. Practicar deporte es importante para un mayor bienestar físico y emocional. 

Por otro lado, descansar correctamente, siguiendo unos horarios estables y con un sueño reparador, es básico para sentirnos bien. 

Finalmente, una alimentación rica en alimentos frescos es uno de los factores claves para un estilo de vida saludable. Llevar una alimentación adecuada no es difícil, tan solo tienes que seguir estos consejos y hacer de ellos un hábito:

1. Consume frutas y verduras en cada comida

Las frutas, verduras y hortalizas deben ser las protagonistas en cada una de las comidas que realizamos durante el día. La Organización Mundial de la Salud recomienda consumir, como mínimo, 2 raciones de verduras y hortalizas (1 de ellas crudas) y 3 piezas de fruta al día.

Lo más recomendable es que cualquier comida incluya una pieza de fruta y/o una ración de verduras u hortalizas. Es ideal que, en la comida y la cena, las hortalizas y verduras correspondan a la mitad de lo que ingerimos. De esta manera, estamos dando protagonismo a unos productos naturales, frescos y llenos de nutrientes.

cereales
2. Incluye cereales integrales en tu alimentación diaria

Los cereales pueden aportar numerosos beneficios a nuestro organismo. Son una fuente de energía, y además, si son integrales, tendrán mayor aporte de vitaminas, minerales y fibra alimentaria. Por ello, los cereales deben formar parte de nuestra alimentación diaria.

Encontramos cereales en preparaciones como el pan, la pasta o el arroz. Pero también podemos conseguir todo el sabor de los cereales con una bebida como es Eko. Eko ofrece una completa mezcla de cereales con cebada, centeno y achicoria, una planta rica en vitaminas y minerales. La cebada y el centeno aportan hidratos de carbono complejos, fibra y proteínas vegetales. Puedes combinarlos con tu leche o tu bebida vegetal favorita.

Recuerda que una correcta hidratación es también un elemento importante para llevar unos hábitos alimentarios adecuados. Por ello, no olvides hidratarte a lo largo de todo el día. Una forma de hacerlo sería preparar tu bebida con unos deliciosos cereales para beber.

3. Legumbres, fuente de proteínas

Las proteínas de origen vegetal pueden ser tan completas como las de origen animal si se complementan adecuadamente. Las legumbres, combinadas a lo largo del día con cereales integrales o frutos secos, proporcionan proteínas de alta calidad nutricional. Por eso, es recomendable consumir legumbres como mínimo 3 veces a la semana.

4. Proteína animal: carne blanca, pescado, huevos y leche

Una dieta variada y equilibrada también puede incluir productos de origen animal. Estamos hablando de productos que proporcionan proteínas de calidad, hierro, calcio y algunas vitaminas indispensables como la B12.

A la hora de incorporar estos productos a nuestra dieta habitual, debemos tener en cuenta que es preferible consumir carne blanca que carne roja. El pescado azul es especialmente rico en ácidos grasos omega 3. Estos ácidos grasos, presentes también en algunos frutos secos, son beneficiosos ya que ayudan a reducir los niveles de colesterol malo. Por eso es recomendable que, al menos, el consumo de pescado sea entre 3 y 4 raciones a la semana, procurando variar las especies entre pescados blancos y azules. Por otro lado, los huevos y los lácteos también pueden estar presentes de forma habitual en nuestras comidas. En el caso de los huevos, se recomiendan entre 3 y 4 raciones a la semana en dietas que sigan los patrones de alimentación saludable. Y en el caso de los lácteos, se recomiendan entre 2 y 4 raciones al día en adultos. 

5. Usa aceite de oliva virgen

Las grasas son fundamentales para el correcto funcionamiento del organismo. Pero no todas las grasas son iguales ni tienen las mismas propiedades. El aceite de oliva virgen extra debe ser la grasa usada mayoritariamente en la cocina y para aliñar. Eso sí, mejor en cantidades moderadas y dando más protagonismo a técnicas de cocción como vapor, hervidos y salteados y dejando las frituras para consumo ocasional.

aceite de oliva
6. Distribuye tus comidas y sigue un horario regular

Cocinar en casa es fundamental para llevar una alimentación y un estilo de vida saludables. También disfrutar de las comidas sin prisas, en un ambiente tranquilo y degustando la comida. Llevar un horario regular facilita el bienestar y el control de nuestra alimentación.

Por la mañana, un buen desayuno nos proporciona la energía necesaria para empezar bien el día. Un desayuno completo debería incluir una pieza de fruta, preferiblemente entera y de temporada, cereales preferiblemente integrales, y se puede completar con otros alimentos como por ejemplo el aceite de oliva virgen extra, el hummus o los frutos secos.

Una taza de Eko con leche o una bebida vegetal es una buena forma de ingerir la primera bebida de la mañana en forma de bebida saludable.

productos EKO
Procura tener a mano fruta o frutos secos

Ante un momento de hambre a media mañana o a media tarde, lo mejor es tener a mano alimentos saludables, como una pieza de fruta o un puñado de frutos secos naturales o tostados sin sal. Calman nuestro apetito y nos aportan nutrientes beneficiosos para nuestra alimentación diaria.

Con estas pautas y una buena planificación y control de las comidas es fácil coger el hábito de cuidarse y conseguir llevar una alimentación saludable, variada y que nos proporcione mayor energía y bienestar.